Cómo Shervin Lainez comenzó una carrera en fotografía musical, sin entrenamiento

Desde que se mudó a la ciudad de Nueva York desde Washington DC en 2010, Shervin Lainez no ha dejado de moler. Como uno de los fotógrafos de retratos de músicos más solicitados, el trabajo de Lainez ha aparecido en campañas publicitarias de Apple y en álbumes de Ingrid Michaelson, Sara Bareilles y Emily King. Ha fotografiado a todos, desde Courtney Love hasta Walk the Moon, y continúa dedicando su tiempo a brindarles a los músicos los mejores retratos posibles para sus proyectos.

Relacionado

Lizzo anuncia una nueva versión de 'GRRRLS' después de una reacción violenta por la letra de Ableist

Nosotros recientemente se sentó con él mientras reflexionaba sobre los últimos ocho años en Nueva York sin entrenamiento formal en fotografía, y cómo las cantautoras cambiaron su mundo.

¿Cómo te interesaste por la fotografía?

Me encantaba ir a espectáculos en DC. Me obsesioné un poco: no podía escribir ni tocar música, así que me preguntaba cómo podía contribuir. Llevaba equipo, vendía merchandising. Yo era el tipo que acaba de decir: Úsame. No siempre quise ser fotógrafo, pero siempre supe que quería trabajar con músicos. Como no podía hacer música, pensé que tal vez podría ser publicista, gerente, pero me di cuenta de que la mayor forma en que podía contribuir era visualmente.

En algún momento de mis veintes, pensé: Oye, tal vez pueda tomar fotografías. Fui a la universidad para comunicaciones y nunca había tomado una clase de fotografía en mi vida. Es una historia genial, pero hay personas que son verdaderos fotógrafos que tienen títulos [en fotografía], y cuando escuchan eso, dicen, Yikes. La gente trabaja para siempre para tener una carrera en fotografía: van a la escuela, hacen prácticas, asisten [a fotógrafos más establecidos], y yo nunca hice nada de eso. Literalmente pensé, debería tomar fotos, y comencé a hacerlo. San Vicente Shervin Lainez

¿Por qué decidiste mudarte a Nueva York?

Eventualmente, superé a DC, solo hay unas 20 bandas locales allí, así que alguien me dijo que me mudara a otro lugar. Pensé que Los Ángeles estaba demasiado lejos, así que elegí Nueva York. Vine aquí sin conocer a nadie. Fue un proceso muy gradual, orgánico, porque me mudé aquí a ciegas. No hubo ansiedad en torno a mi mudanza, solo recogí y me fui. Por supuesto, mirando hacia atrás, parece una locura, pero en ese momento, no parecía gran cosa. Cuando pienso en lo poco educado que era, me doy cuenta de que acabo de dar un salto de fe. No conocía a nadie aquí y no tenía entrada, pero tenía un sitio web lleno de fotos de bandas de DC y esperaba que alguien me dejara tomarlas.

Entonces, ¿cómo empezaste en Nueva York?

Disparé a cualquiera que me dejara gratis; cualquiera que fuera músico y me dejara fotografiarlos, lo hice. Necesitaba crear un portafolio aquí, y así fue como conocí gente. Fue pura persistencia. [Principalmente fotografié] bandas indie locales y cantautores. No tenía acceso a grandes artistas. Piensa en cualquier cantautora joven que haya tocado en el Rockwood Music Hall, esas fueron las primeras personas que se abrieron a mí de esa manera. Me tomé un año de fotografiar todo lo que pude, agregando esas fotos a mi sitio web, reuniéndome con los gerentes y aproximadamente dos años después de mudarme a Nueva York, realmente comencé a conseguir trabajo.

Es divertido que menciones a las cantautoras, ya que estás estrechamente asociada con algunas de las mejores, incluidas Sara Bareilles, Ingrid Michaelson y Regina Spektor. ¿Dirías que eres partidario de fotografiar a cantautoras?

Honestamente, si filmara nada más que mujeres músicas [y cantautoras] por el resto de mi vida, estaría 100% satisfecho con eso. Son los temas más generosos, y fueron las primeras personas que me permitieron tener acceso a ellos. Eran los que más confiaban [en mi trabajo]. [Fotografiar a mujeres músicas] es lo que más he hecho y lo que más me gusta hacer. Y gracias a personas como Regina, Ingrid y Sara, he podido fotografiar a más mujeres, porque [los cantautores emergentes] las aman y las respetan. Definitivamente ha sido mi vibra.

¿Quiénes fueron los primeros grandes artistas que fotografiaste?

Cuando me mudé a Nueva York por primera vez, mi compañero de cuarto era amigo al azar de Ingrid Michaelson. No podía creerlo, seguía diciendo, Wow, conoces a una persona famosa. Venía de una escena tan pequeña, así que estaba decidido a fotografiar a Ingrid. Yo era tan terco Soy un Virgo, eran todos idiotas. Le mostré mis cosas y me tomó alrededor de seis meses, pero finalmente pude fotografiarla. Nos llevábamos muy bien, y ella me dijo que quería poner mi foto en su registro, y yo era tan joven que dije: ¡Sí, lo logré! ¡Eso es todo para mí! Fue lo primero que hice, y dije, soy una estrella.

Tuve un gran chip en mi hombro muy temprano, y Nueva York me mostró muy rápidamente que puedes pensar que eres un pez gordo todo lo que quieras, pero en realidad a nadie le importa. Sin embargo, fue un gran punto de entrada para mí en la industria. Disparé a esta banda canadiense, Metric, después, y se corrió la voz desde allí. Las bandas comenzaron a dejarme fotografiarlas, y lo hacía por muy poco dinero, básicamente gratis.

Y Regina Spektor cambió mi vida. Ella fue la primera artista que fotografié donde la foto se volvió internacional. Lo más importante fue que cuando Apple lanzó un nuevo iPod en 2012, usaron la portada del álbum de Reginas que tomé como foto promocional en el iPod. La foto estaba en vallas publicitarias, estaba en todas partes. La gente me envió correos electrónicos diciendo: Vi tu foto de Regina. Amo tu trabajo, la amo a ella, trabajemos juntos. Era la primera vez que sucedía algo así, y comencé a obtener un trabajo estable gracias a ello.

[Regina] me dejó entrar en su vida de una manera tan grande: ella dijo: Cada vez que quieras venir conmigo, solo ven y toma fotos. Hacía programas de entrevistas nocturnos, como Letterman y Conan , y me dejaba rodar. Fue algo muy importante para mí ser legitimado de esa manera. Su sello comenzó a pedirme que fotografiara a otros artistas, las revistas usaban sus fotos y me daban crédito. Todo se disparó a partir de ahí, y fue la primera vez que experimenté lo que es tener tus fotos en todas partes. Fue un gran momento para mí.

¿Por qué solo fotografías a músicos?

Pensé que tomar fotos era la mejor manera en que podía contribuir al proyecto de un músico. El día que [decidí que eso era lo que quería hacer], me obsesioné con eso. Los músicos son todo lo que he fotografiado. Siento que lo que haces al principio de tu carrera es lo que determina lo que haces como adulto. Si hubiera comenzado fotografiando actores, probablemente todavía estaría haciendo eso. Pero hay algo realmente especial sobre la música y las personas que la hacen. Es un carril realmente angosto, solo disparando [músicos]; es realmente específico. Pero debido a que [solo fotografío a músicos], se ha convertido en mi especialidad y la gente viene a mí ahora. Es genial: solo tomo fotos de las cosas que quiero porque solo tomo fotos de las cosas que quiero. Troye Sivan Shervin Lainez

Parece que les has disparado a todos en este punto. ¿Cómo has mantenido un perfil tan bajo?

No trato de llamar la atención en las redes sociales; No soy tan bueno en eso. No uso hashtags, realmente no interactúo [con mis seguidores]. Muchos fotógrafos son más llamativos que yo, toman fotos con los artistas y etiquetan los nombres de los artistas, pero realmente no me importa. Al final del día, no se trata de mí. Se trata de transmitir la visión de los artistas y contar su historia como quieren que se cuente.

Así que ahora que has estado haciendo esto por un tiempo, ¿qué sigue? ¿Quieres seguir trabajando como freelance? ¿Algún plan para unirse a una publicación?

Me encanta ser mi propio jefe. Me encantaría hacer sesiones directas de arte o hacer reportajes para revistas. Recuerdo que hice una sesión de portada [para una publicación musical] con Panic! At the Disco, y había muchas reglas. Creo que es un gran desafío para mí trabajar dentro de esos parámetros, ya que estoy tan acostumbrado a filmar solo uno a uno con el artista. Lo prometo, algún día haré una portada de Billboard. [Risas.]

Video:

Ir arriba